El Black Friday ya está aquí | Disfruta de un 30% de descuento + regalo + envío gratis
cómo desinflar un dedo para quitar un anillo

¿cómo desinflar un dedo para quitar un anillo?

A todos nos ha pasado: pensábamos que el anillo que nos habíamos puesto se desprendería con la misma facilidad que cuando se puso. Pero no, está atascado. Por mucho que tires, no consigues quitarlo y tus pobres nudillos, la parte más ancha del dedo, están doloridos de tanto golpear y levantar que aún no ha funcionado.

En este tutorial, te mostraré algunos métodos y trucos diferentes que te permitirán tener los 10 dedos de tu dedo dando un pulgar hacia arriba sin que se te rompan las mandíbulas de la vida, o peor, ¡un cortador de anillos!

Ten en cuenta que si el dedo se adormece y se pone morado, lo mejor es ir a urgencias y que te corten el anillo. Su bienestar vale (probablemente) más que la integridad del anillo obstinado.

 

Paso 1: El giro

Has tirado y jalado, pero ¿has probado a girar? Para todos los métodos descritos a continuación, o como primera línea de defensa, pruebe a girar el anillo alrededor de su dedo: tal vez las pequeñas curvas del anillo impidan que se retire con facilidad; el giro podría ayudar a promover una mejor circulación y una presión uniforme. Este método también evitará que su piel se asiente y cree aún más resistencia.


Paso 2: Lubricación

Utilizar una sustancia suave o grasa, como vaselina, loción, agua jabonosa, mantequilla o aceite, puede ser justo lo que necesitas. Aplicar una cantidad generosa sobre, alrededor y debajo del anillo. Si la sujeción de la anilla resulta demasiado resbaladiza para retirarla, ponte un guante de goma en la otra mano para hacer buena palanca.

La sustancia grasa que utilice reducirá casi toda la fricción entre su piel y el cuerpo interior del anillo. Al girar el anillo alrededor del dedo también se reduce la resistencia.


Paso 3: Elevación

Así que el anillo salió sin, bueno, sin dramas, ¡pero ahora ese tonto está enganchado! Podrían haber pasado muchas cosas entre el momento de ponerlo y el de quitarlo. Una de estas cosas podría ser el aumento del flujo sanguíneo. Intenta levantar la mano por encima de la zona general de tu corazón. Esto reducirá la cantidad de sangre que fluye en su mano y, con suerte, desinflará cualquier expansión. Mantenga esta posición durante 10 minutos.

Si le resulta difícil quitarse el mismo anillo todos los días, puede aumentar su consumo de agua. La hinchazón de las extremidades, como los pies y las manos, es una causa de deshidratación más que de tener demasiada agua en el cuerpo. Suena contradictorio, pero es cierto. Falta de h2o = hinchazón.


Paso 4: Agua fría

Piensa en tu clase de química del instituto. Además de quedarse dormido, debe recordar que el profesor le dijo algo sobre que el calor hace que las cosas se expandan y el frío hace que se encojan. Pues bien, ese profesor sabía de lo que hablaba, ¡y ahora podemos aplicar ese principio ayudando a quitar un anillo atascado!

Sumergir la mano en un recipiente con agua fría/helada durante todo el tiempo que se pueda soportar. Este proceso bajará la temperatura de tu mano y la encogerá ligeramente, lo suficiente como para permitir que el anillo se desprenda.

Paso 5: Uso del hilo dental

Este proceso es más mecánico que los otros, pero seguramente debería tener éxito donde otros han fracasado. Enrolle hilo dental encerado alrededor de su dedo, sobre la zona donde se encuentra el anillo. Asegúrese de que el hilo dental se envuelve de forma uniforme y suave alrededor del nudillo inferior, que es probablemente el punto donde su anillo no puede extenderse. Coloque un extremo pequeño debajo del cuerpo del anillo. Con este extremo, comience a desenvolver el hilo dental; esto forzará manualmente la banda para que se retuerza hacia arriba, al tiempo que inadvertidamente estrechará ligeramente el tamaño de su articulación.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Reciba nuestros artículos en su buzón.